Lesiones por accidente de tráfico. Traumatismo Craneoencefálico

Un traumatismo cráneoencefálico o traumatismo cráneo cerebral se produce como consecuencia de un impacto fuerte en el cerebro, que conduce a una lesión craneal o intracraneal. La mayor parte de las lesiones de traumatismo craneoencefálico son producidas como consecuencia de un accidente de tráfico.

Los síntomas de un trauma craneoencefálico por accidente de tráfico más significativos pueden ser: inicio inmediato de la inconsciencia, somnolencia, retraso motor, amnesia, náuseas, vómitos, mareos, dolor de cabeza, visión borrosa.

Las consecuencias más graves de un trauma craneoencefálico (TCE) por accidente de tráfico son las causadas por sangrado en el cerebro, que puede producirse bien en el mismo después de la lesión, o hasta 48 horas después de producirse el accidente, por lo que se recomienda mantener a la persona afectada por traumatismo craneoencefálico en observación manteniendo la inmovilización cervical.

Los traumatismos craneoencefálicos son clasificados por su severidad y nivel de conciencia según la Escala de Glasgow Coma (GCS) en Leves o de primer grado, Moderados o de segundo grado y Graves o de tercer grado.

Un traumatismo cráneo encefálico leve o de primer grado se caracteriza por una puntuación según Escala de Glasgow Coma (GCS) de 13-15 puntos. Se pronostica en pacientes amnesia postraumática o con pérdida de conciencia de menos de cinco minutos. No produce lesiones permanentes sobre la estructura cerebral, aunque a menudo se requiere de admisión hospitalaria para la evaluación de las fracturas cervicales y faciales, así como para el seguimiento debido a la aparición de una posible hemorragia intracraneal.

Un traumatismo cráneo encefálico moderado o de segundo grado (GCS de 9-12 puntos) se conoce como contusión cerebral. Se pronostica en pacientes con amnesia postraumática o con pérdida de conciencia de más de cinco minutos. Los principales síntomas de un traumatismo craneoencefálico moderado son, traumatismo facial severo, pérdida transitoria de conciencia, vómitos persistentes, amnesia.

Un traumatismo cráneo encefálico grave o de tercer grado (GCS de 3-8 puntos) se conoce por el aumento de la presión intracraneal (edema cerebral, hemorragia cerebral o daño directo causado). Los síntomas son similares a los anteriores, sin embargo en un trauma craneoencefálico grave se pueden producir lesiones fuertes penetrantes en el cráneo y disminución progresiva del nivel de conciencia.