Tratamiento Esguince cervical

El esguince cervical es probablemente el tipo más común de lesiones sufridas durante un accidente de tráfico. Si alguna vez ha sufrido de una lesión por latigazo cervical sabrá lo doloroso que es y lo mucho que puede afectar a su movilidad.

El esguince cervical puede ocurrir a velocidades tan bajas que muchas de las personas involucradas en colisiones traseras más tarde experimentan los síntomas de esguince cervical en el cuello, los hombros y la espalda.

Para el tratamiento de esguince cervical el médico le prescribirá el tratamiento en función de sus síntomas. En muchos casos de esguince cervical, su médico le recomendará un collarín quirúrgico para estabilizar el cuello y evitar movimientos bruscos involuntarios.

En la mayoría de los casos de tratamiento de esguince cervical se utiliza un collarín blando por ser más efectivo que uno duro, pero esto es una decisión de tratamiento que su médico el único que puede tomar. Sin embargo, la práctica reciente ha demostrado que este tipo de inmovilización forzada, de hecho, retrasa el proceso de recuperación.

Es posible tomar algunas medidas para aliviar el dolor por esguince cervical en casa:
– Usar una bolsa de hielo en el cuello o la zona afectada para aliviar el síntoma del latigazo o cualquier hinchazón que pueda tener. No aplique el hielo directamente sobre la piel, mejor dentro de una toalla, una bolsa de plástico u otro recipiente apropiado. Esto evitará que el “hielo le queme”.
– El reposo inicial es obvio, pero consulte a su médico antes de introducir un programa de movimiento regular, no importa cuán pequeños sean.

El esguince cervical es una lesión real que puede tener muchos efectos secundarios negativos en su salud si no es tratada correctamente. Si usted sufrió una lesión de latigazo cervical, acuda a un médico especialista que le dará un tratamiento personalizado según sus condiciones de salud. Y no olvide que usted tiene derecho a reclamar una indemnización en caso de que no sea el responsable de causar el accidente.